04 mayo 2010

El sabor del encuentro

No sé qué es el programa Sin Codificar, pero encontré estas tres parodias de las publicidades de Quilmes del verano y me parecieron muy simpáticas.





Chiste de gallegos

Gallegos tenían que ser para ser tan ignorantes

y decir semejantes barbaridades.

Qué terrible debe ser, Dios no lo permita, vivir en un país con semejantes exponentes,

qué difícil se pondrá seguramente la convivencia democrática,

obligada a contemplar los puntos de vista de tales especímenes en el diálogo político.

Por suerte Argentina tiene un electorado privilegiado.